Confianza y abandono

10,00

Por mucho que yo diga que creo en Dios y por mucho que yo rece el Credo, el Credo apostólico… si no confío en Él, ¿de que me sirve profesar unas verdades de fe (yo creo que está vivo, yo creo que murió, que resucitó, creo que se encarnó, creo en Dios que es Uno y Trino, creo en la Iglesia, creo en el perdón de los pecados, creo en la resurrección de la carne…) si no descanso en Él, si no descanso en esa fe?

¿Para qué me sirve tener una fe que no me lleva a descansar en ella toda mi vida depositándola en ese Dios en el que creo?

Si yo creo en toda esa omnipotencia, tengo que descansar en ella. Y solamente puedo descansar en la omnipotencia de Dios si confío en Dios. Y únicamente esa confianza es la que nos va a llevar al descanso, ¡hay que abandonarse!

Accede al book en Google play y Kindle.