El realismo espiritual de Santa Teresita

14,00

Santa Teresita ha venido a recordarnos que nuestra santificación y la de las almas en la Iglesia es un alumbramiento de todos los días. De ninguna manera hay necesidad de ser fuertes o dotados para ser de la Iglesia y servir su causa, para ser la luz del mundo y la sal de la tierra. No somos una Iglesia de poderosos, sino de pecadores y de débiles: porque Jesús ha venido a salvar lo que estaba perdido. ¿De qué encrucijadas no nos ha recogido para comer en la mesa del Padre: cojos, ciegos, enfermos? ¡Qué más da!.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “El realismo espiritual de Santa Teresita”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *