La belleza como palabra del alma

16,00

Tener un corazón que ama, que sonríe a la vida, que se abre a la relación y que enciende en el camino la sorpresa permanente del encuentro, es tener un corazón con sentimientos.
Tener un corazón que escucha, que acaricia, que regala ternura en la palabra, que desvela la identidad original del otro y que lo eleva por encima de su precaria situación de indignidad o de pobreza, es tener un corazón con sentimientos.
Tener un corazón que sale de sí mismo para encontrarse con la verdad, la belleza y la bondad de otros
Jesús de Nazaret es el poeta de los sentimientos más bellos de lo humano, a la vez que el evangelio vivo de los sentimientos más puros del ser humano, revelación profunda y océano sin ocaso de los sentimientos más bellos de Dios con respecto a nosotros.
Mª Josefa Larraga, mc

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “La belleza como palabra del alma”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.